Buffon: “Lloro por lo que despertamos en tanta gente”



Buffon aguardaba a unos metros de la portería que iba a marcar el destino de la Nazionale en esta Eurocopa. De espaldas a donde se dirimían los lanzamientos, en el punto de los 11 metros, como ahuyentando los fantasmas. Pero no lo logró. Poco antes, cuando Italia todavía soñaba con zanjar la eliminatoria sin pasar de los 90 minutos, le daba la espalda al miedo mientras Bonucci marcaba de penalti el primer gol que recibía Alemania en esta Eurocopa. Pero la gloria estaba en aquellos 11 metros. Y sería germana. Buffon detuvo el chut de Müller; Neuer los de Bonucci y Darmian. Y el italiano, el alma de la selección azurra, dejó el césped entre lágrimas.

“Fue una noche impactante. Pensábamos que habíamos hecho algo grande, que lo teníamos en la mano y nos quedamos en el último paso. Dimos el máximo, dejamos todo nuestro sudor para conseguir ganar el partido, por un sueño”, se lamentaba Buffon.
Y añadió: “Cada uno tiene sus propias razones para llorar tras una derrota. Si me caen las lágrimas es por el grupo que somos, porque trabajamos como si fuésemos una sola persona, por todo lo que hemos despertado en el corazón de tanta gente que nos apoya. No se puede explicar lo que siento ahora. Es muy duro porque somos un equipo complicado de batir y teníamos esperanzas por eso. Es una lástima”. El vestuario quedó hundido tras la derrota. Valió como muestra la entrevista que le hicieron al zaguero Barzagli en la televisión italiana, que lloró como un niño: “Es una gran decepción porque lo dimos todo… Queríamos hacerlo bien”.

La de ayer fue la primera vez que Alemania lograba eliminar a Italia en las fases finales de un gran torneo. Y el desenlace no pudo ser más agónico: 18 lanzamientos de penalti.

“No es momento de arrepentimientos, solo me arrepiento de la tanda de penaltis”, dijo el seleccionador italiano, Antonio Conte, después de que su equipo cayese en los cuartos tras una serie de disparos inefable. “Los chicos lo dieron todo ante un equipo tan fuerte como Alemania. ¿Qué siento? que podíamos haber seguido adelante”, aseguró el técnico al finalizar el encuentro. No quiso, sin embargo, hacer un balance de su gestión al frente del equipo (ha sumado el 56% de victorias en 25 partidos), que deja para dirigir al Chelsea: “El balance no me interesa, que lo hagan otros. A mí me interesa haber tenido una experiencia increíble con estos chicos y que Italia haya sido respetada y temida por todos”, añadió.

Fuente: Deportes El País

Recibe las Noticias en tu Correo Gratis