Ultimas Noticias
Cargando...

Buscar Aquí

lunes, 4 de julio de 2016

Miami, ¿la peor ciudad para vivir?



Un estudio revela que en la ciudad una de
cada cuatro personas vive en la pobreza



■ ¿Es mejor instalarse en Detroit?

■ Hasta las casas más baratas dejan de serlo en Miami.

■ El valor medio de una casa en nuestra área es de $245,000.

■ Hay que dar pasos concretos para que Miami sea un paraíso para todos.

■ Durante muchos años, Miami ha sido criticada y llamada muchas cosas desagradables, pero ¿peor que Detroit? Eso ya es el colmo.

Florida.- Miami es la peor ciudad de Estados Unidos para vivir, según 24/7 Wall St., un sitio web de noticias financieras y artículos de opinión. El dato, y la lista de las 50 peores ciudades norteamericanas para residir, están en el artículo Estudio concluye que Miami es la peor ciudad para vivir de todo el país, de Michelle Kaufman [el Nuevo Herald, 29 de junio].

La clasificación de Miami en el último puesto de la lista es tan penosa como difícil de creer. ¿Es mejor instalarse en Detroit, con su disparado índice de crímenes, que en Miami? ¿O en Flint, Michigan, todavía severamente golpeada por la recesión del 2008? ¿Es preferible vivir en Buffalo, en el estado de Nueva York, con sus crudos inviernos, en vez de acomodarse en nuestro clima tropical y disfrutar de nuestras esplendorosas playas?

Difícil de creer.

Sin embargo, hace ya algún tiempo que nuestra región está dando señales de alarma.

El estudio de 24/7 Wall St. indica que el valor medio de una casa en nuestra área es de $245,000, que supera con creces a la media nacional, que es $181,200. Y el ingreso medio por núcleo familiar en Miami es de $31,917, muy a la zaga del promedio nacional, que es de $53,657. Esta carestía de los bienes raíces ha generado el acuciante problema de que muchas personas no pueden encontrar una vivienda decorosa a un precio asequible. Muchos jóvenes no pueden independizarse y se ven obligados a vivir con sus padres o a emigrar a ciudades donde el precio de la vivienda es más razonable.

Al estudio que le da tan mala nota a nuestra metrópoli se suma un informe reciente de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), que indica que la desigualdad que separa a ricos y pobres en Miami-Dade va en aumento.

Según el estudio de FIU, el cinco por ciento más rico de la población de Miami-Dade gana 40 dólares por cada dólar que gana el 20 por ciento más pobre.

Y el ingreso promedio se ha reducido en un 13 por ciento desde el año 2000.

Es cierto que en nuestra región existe una economía informal en la cual muchos sobreviven sin reportar sus ingresos. Pero de todas formas, de acuerdo con el estudio de FIU, de los 3 millones de residentes de nuestro condado, 530,320 viven por debajo del umbral de pobreza, uno de cada cuatro habitantes del condado. Y el informe concluye que a los pobres les resulta muy difícil escapar de su situación económica.

Otro factor que incide en la mala calificación de nuestra área urbana es la tasa de delitos violentos, mucho más alta que el promedio nacional.

Los estudios recientes nos abren los ojos a una realidad que debemos y podemos mejorar. Los políticos y los líderes cívicos y empresariales no pueden ignorar el agravamiento de la desigualdad en Miami-Dade y el elevado índice de pobreza, porque esa situación nos afecta a todos. Hay que tomar medidas.

Aumentar el salario mínimo permitiría a muchas familias trabajadoras cubrir sus necesidades básicas y reduciría las agudas diferencias sociales.

También los gobiernos locales deben estimular la construcción de viviendas económicas para personas de bajos ingresos.

Y las autoridades –tanto las locales como las federales– deben redoblar sus esfuerzos al investigar y combatir el crimen en sus distintas manifestaciones.

Hay que dar pasos concretos para que Miami sea un paraíso para todos. Nuestra posición en la lista de las peores ciudades donde vivir es, sencillamente, inaceptable.

Invitamos a nuestros lectores a enviarnos sus comentarios sobre el estudio de 24/7 Wall St. a la siguiente dirección: perspectiva@elnuevoherald.com. ¿Cree usted que Miami es realmente la peor ciudad de Estados Unidos para vivir?.

Sobre la desigualdad:

Un informe reciente del Centro Metropolitano de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) indica que la desigualdad que separa a ricos y pobres en Miami-Dade va en aumento.

Según el informe, el cinco por ciento más rico de la población de Miami-Dade gana 40 dólares por cada dólar que gana el 20 por ciento más pobre.

Y el ingreso promedio se ha reducido en un 13 por ciento desde el año 2000.

La recuperación de la economía ha beneficiado desproporcionadamente a una minoría integrada por los más acaudalados, mientras muchos han visto reducirse su poder adquisitivo.

Lo que ha sucedido, según el informe de FIU, es que el índice de empleos en Miami-Dade ha aumentado, pero muchos empleos bien pagados que había antes de la recesión han desaparecido. Se los llevó la tormenta del desastre económico del 2008. Y ahora se ha creado un gran número de puestos de trabajo, es cierto, pero muchos pagan salarios exiguos.

El informe indica que a los pobres les resulta muy difícil escapar de su situación económica.

Miami-Dade tiene peculiaridades que inciden en el panorama de su economía. Por ejemplo, es hogar de una numerosa población indocumentada, que desempeña trabajos por lo general mal pagados y que muchas veces es explotada por patrones inescrupulosos. Esa situación agrava la desigualdad de los ingresos.

También existe en nuestra región una economía informal cuyos participantes en muchas ocasiones no declaran al fisco ganancias cobradas en efectivo.

De todas formas, el informe de FIU señala una desigualdad marcada que está lejos de ser saludable, y es obvio que hay que hacer algo. Nuestro sistema capitalista democrático no busca la igualdad de ingresos, sino la de oportunidades. Pero el aumento de la desigualdad puede alcanzar tal magnitud que conspire precisamente contra la deseada igualdad de oportunidades.

Un aumento del salario mínimo –como pide el movimiento nacional por los $15 la hora– es una medida que permitiría a muchos trabajadores cubrir necesidades básicas y paliaría las agudas diferencias entre los que tienen mucho y los que tienen muy poco.

Los gobiernos locales también podrían estudiar la posibilidad de incentivar más la construcción de viviendas de alquileres moderados para personas de bajos ingresos.

El informe de FIU es un llamado de alerta ante una situación difícil y una desigualdad enorme que puede agudizarse si no se toman medidas razonables y oportunas. Necesitamos un plan que dé oportunidades concretas a los que están en desventaja y les permita progresar.

Las casas más baratas dejan de serlo en Miami:

Mientras los precios de venta de casas de segunda mano han presentado un aumento de casi 6% en Miami-Dade, este número se duplica cuando se refieren a las casas de más bajo costo.

Vivir en Miami es casi un lujo. El alza de precios en la renta y compra de residencias es muestra de esto. Según un reporte de S&P/Case-Shiller Home Prices Indices, y que reseñó el Miami Herald, el precio promedio de venta en casas de segunda mano en Miami superó por 6.4 por ciento durante abril de 2016 comparándolo con la misma fecha el año pasado.

Si se compara el promedio del precio de ventas a nivel nacional, Miami supera esa cifra por un 1.4 por ciento.

Pero la parte más crítica se está reflejando en la venta de casas de bajo precio. De acuerdo al jefe de economía de la empresa Zillow, el Dr. Svenja Gudell, el “valor de la vivienda para las casas de menos costo está creciendo el doble de rápido que las casas más caras, y la brecha se está ensanchando”.

De acuerdo a la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Miami (Miami Association of Realtors), los precios en las residencias de entre $200,00 y $600,00 dólares en Miami Dade tuvieron un aumento promedio de 5.9 por ciento. Sin embargo, el costo de residencias con un precio de venta de $175,200 o menos aumentó un 12.5 por ciento.

El sur de Florida se ha destacado por ser uno de los lugares donde más cuesta una residencia, ya sea bajo alquiler o compra de la propiedad.

Por ejemplo, la ciudad de Doral fue catalogada como la municipalidad donde más caras son las residencias en todo Florida. El promedio del costo de una unidad unifamiliar en esta ciudad es de $552,390, seguida por Palmetto Bay.

En diciembre de 2015, la empresa Apartment List catalogó a Miami como una de las ciudades de Estados Unidos donde más difícil es alquilar un hogar. Según su estudio, cerca de un 40% de los inquilinos dedican la mitad de su salario al pago de un alquiler, convirtiéndose en uno de los lugares más “difíciles” para vivir rentado.

Fuente: Reportero 24
Entrada más reciente Entrada antigua Página Principal

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCIÓN. No se permite la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o cualquier contenido que infrinja lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos.

www.periodicosvenezuela.com.ve

Misión Amor Mayor

COMPRA Y VENDE RAPIDO

Actualizaciones, Noticias y Listados en tu correo!

No olvides confirmar tu correo

DESCARGA GRATIS EN PDF

Abrir Cuenta en Dolares

Abrir Cuenta en Dolares
Solicita tu tarjeta Master Card ya, es fácil y rapido. "Envio gratis a cualquier parte del Mundo."

Visitas a Periódicos Venezuela

Lo más Destacado

BCV ordena la impresión de billetes de 500 bolivares

USUARIOS ONLINE

Gaceta Oficial