Empresas recuperadas es muestra de la soberanía productiva

La clase trabajadora ha asumido el control protagónico de las empresas recuperadas con ayuda del Estado, luego que sus dueños dejaran a los trabajadores a la deriva y atentaran contra la estabilidad del pueblo al cerrar algunas empresas.
Empresas como Clorox, Kimberly Clark, Invepal hoy funcionan y están activas para el pueblo venezolano, todas incrementado la producción para satisfacer el mercado nacional y así vencer la guerra económica que ha afectado al país en los últimos años.
Los dueños de estas empresas atentaban con la estabilidad de los trabajadores, cuando observaron la política de defensa de los trabajadores que lleva a cabo el Gobierno Bolivariano, alegaron que las medidas de protección laboral les causaba pérdidas, por lo cual decidieron abandonar a los trabajadores dejándolos sin sus beneficios laborales.
El Ministro de Industrias Básicas Juan Arias destacó en una entrevista a un canal privado que empresas como Sanitarios Maracay e industrias Diana han logrado sustituir las importaciones e incrementar la producción de sus productos, para convertirse en empresas exitosas.
Por su parte el Ministro del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo Oswaldo Vera destacó en un encuentro con los trabajadores en el Centro Recreacional los Caracas que  las empresas recuperadas por el Estado sean “cada día más productivas en manos de la clase obrera y para ello también es fundamental la organización y la planificación”.
Los trabajadores están escribiendo su propia historia en el marco de la producción en Venezuela, las empresas recuperadas en manos de la clase obrera es  una muestra de la verdadera soberanía productiva de Venezuela y del reimpulso de la Revolución Bolivariana.
Fuente: mpppst

Recibe las Noticias en tu Correo Gratis