Cómo hacer un extintor de fuego casero

Un extintor es un aparato que sirve para reducir el inicio de un incendio. En cualquier sitio cerrado es necesario siempre tener uno a mano para estar prevenido en cualquier situación de emergencia. Pero, también puedes aprender cómo hacer una versión casera para usar, por ejemplo, para apagar un fogón o cocina de carbón.




Además, al hacerlo podrás comprobar cuál es la reacción química de algunos elementos que toman contacto, como el bicarbonato de sodio y el vinagre, una combinación con la que además puedes inflar un globo.

Sin embargo, más allá de la curiosidad y la experimentación, este dispositivo no podría en ningún caso reemplazar un matafuegos convencional; ya que en caso de incendio, nunca conviene improvisar.

Materiales

  • Un poco de hilo
  • Una servilleta de papel
  • Pajilla o sorbete
  • Un tapón de corcho perforado (o plastilina)
  • Botella de agua pequeña 
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre
  • Procedimiento

1. Pon 4 cucharadas de bicarbonato de sodio en una servilleta de papel. Ciérrala y atála con un hilo. Deberá quedar bien sujeta.

2. Añade 5 cucharas de vinagre en la botella y una pequeña cantidad de agua.

3. Coloca la servilleta con bicarbonato dentro de la botella y deja que cuelgue sin entrar en contacto con el líquido, procurando que una parte del hilo quede por fuera.

Fuente: http://www.labioguia.com/

Recibe las Noticias en tu Correo Gratis