De un hilo pende la vida de pacientes diabéticos e hipertensos por escasez de insulina

La Asociación Amigos con Diabetes tiene registros de 167 niños y adolescentes que tienen la patología tipo I y que deben inyectarse durante todo el día. Desde hace tres semanas sus mamás buscan hasta por debajo de las piedras la insulina.

Caracas. Durante el primer trimestre se acentuó la escasez de medicamentos esenciales y de Alto Costo. Ninguna patología se salva del desabastecimiento que, según la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven) llega a 85 %. En este lote entran los pacientes diabéticos e hipertensos, a quienes se les puso la vida chiquita pues desde hace tres semanas no consiguen insulina de ningún tipo.
Las mamás contaron que buscan hasta debajo de las piedras el tratamiento. Principalmente los niños y adolescentes que padecen diabetes tipo I están en alto riesgo, pasar entre 36 y 48 horas sin inyectarse la insulina los puede llevar a la muerte.
Xiomara Cataldo, de la Asociación Amigos con Diabetes, dijo que según cifras no oficiales, en el país hay cerca de tres millones de personas “insulina dependientes”. E indicó que en la asociación hay registrados 167 menores de edad que durante todo el día, antes y después de cada comida, deben inyectarse dos tipos de insulina, tratamiento que deben cumplir de por vida.
"Pero desde hace tres semanas hemos notado que en las farmacias no hay ningún tipo y a los pacientes ya se les están agotando sus existencias. Eso nos preocupa porque un paciente diabético no controlado se puede descompensar y en 72 horas puede estar muriendo”.
En estos momentos, dijo, lo que están haciendo es manejarse en base a donaciones y rotando medicinas entre el grupo que está dentro de la asociación.
Recientemente asistieron a un muchacho en San Felipe que tuvo un coma diabético y que pudieron controlar. “No obstante, hay mucho desespero porque no hay medicinas en ningún lado y, como dije, las reservas individuales de los pacientes ya se están agotando”.

Además, desde hace un año no se consiguen las tiras reactivas para medir la glucemia. En consecuencia, se están aplicando la insulina sin control, es decir, como no saben cuánta glucemia tienen en la sangre, desconocen la dosis exacta del medicamento a aplicar en su momento.



Situación alarmante
La doctora María Yánez, médico expresidente de la Red de Sociedades Científicas y defensora del derecho a la salud y la vida, calificó esta situación como alarmante, pues la hipertensión arterial y la diabetes son dos de las enfermedades con mayor prevalencia en la población.
La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) correspondiente a 2016, señaló que 8,2 % de la población venezolana reconoce que es hipertensa y casi 3 % que es diabética.
Por tanto, consideró Yanes, existe un alto riesgo incluso de muerte, pues no hay en estos momentos insulina de acción rápida y lenta.
En el caso de los pacientes con diabetes, estos no se pueden controlar la glucemia, lo que les causa descompensación; al igual que los hipertensos que pueden presentar daños en su función renal y cerebrovascular. “El riesgo de muerte es alto en esta población”.
Al no controlarse con insulina, sobre todo los niños, los pacientes pueden tener afectaciones graves como la cetoacidosis diabética —un trastorno del metabolismo en el que el organismo no puede obtener energía de la glucemia—, o sufrir un coma diabético, que son los niveles muy altos de azúcar.
Protestas activas

Este lunes en horas de la noche hubo por las redes sociales una protesta de pacientes demandando las medicinas para alargar sus vidas. Ya han intentado todo tipo de acciones. Piden la solidaridad de la ciudadanía. Sus casos son de vida o muerte.
Fuente: http://cronica.uno/

Recibe las Noticias en tu Correo Gratis