Cargando...

¿Sabe por qué se nos seca la boca?

La boca seca es un trastorno que afecta al 30% de las personas; aún más: un 40% de las personas mayores de 55 años padece este problema de la boca seca que se origina por una disminución de la cantidad de saliva vertida a la boca por parte de los tres pares de glándulas salivares: las sublinguales, (que están debajo de la lengua); las submaxilares (que están detrás de la lengua), y las parótidas (que están a la altura del oído).

¿Qué produce la boca seca?
Un adulto sano produce normalmente entre 1,5 y 2 litros de saliva, para poder hablar, tragar, saborear la comida, digerir los alimentos y otras funciones importantes.
La radioterapia de cabeza y cuello, algunos medicamentos y ciertas condiciones sistémicas como las diarreas, los vómitos o los estados febriles, son causas habituales de la boca seca. Teniendo en cuenta que la secreción de saliva está regulada por hormonas y por el sistema nervioso autónomo, la degeneración y atrofia de las glándulas o el consumo de alcohol y tabaco, también pueden alterar estos mecanismos de control de la salivación y reducir, por tanto, el flujo de saliva en nuestra boca.
El estrés tampoco ayuda, de ahí que las tensiones ante un examen o una situación que nos produzca miedo o alteración, pueden provocar que se nos seque temporalmente la boca. Es una respuesta fisiológica que depende del sistema nervioso simpático y suele tener un efecto excitante.
Eso sí, si esta sequedad bucal persiste y deja de ser algo temporal, puede provocar dificultad para comer, hablar y masticar, así como un problema grave para la salud bucal, ya que la sequedad o falta de saliva en la boca afecta a los tejidos blandos de la boca, lo que puede inclinarlos hacia las infecciones, provocar un aumento de caries o incluso mal aliento.
Las encías también juegan un papel importante en la boca seca, pues esta sequedad aumenta la placa bacteriana y la incidencia y gravedad de la enfermedad periodontal.
Fármacos como los antihistamínicos, los diuréticos, los antihipertensivos, los descongestionantes, o los antidepresivos provocan también sequedad de boca, por lo que las personas con este problema deben evitar tomar este tipo de medicamentos. Además, es recomendable realizar revisiones regulares con el dentista, y explicarle qué medicación están tomando por si fuera necesario modificarla o reducir la dosis.
Para ayudar a combatir la sequedad bucal es importante tomar bastantes líquidos, masticar chicle sin azúcar y evitar el consumo de bebidas con cafeína así como el alcohol, que ya hemos visto que reducen la salivación bucal. Lo interesante es mantener la boca húmeda para evitar males mayores.
Fuente: http://www.tecnoxplora.com/
Si la sequedad bucal persiste puede provocar dificultad para comer, hablar y masticar.




Entrada más reciente Entrada antigua Página Principal

Recomendamos:

Recibe las Noticias por Correo, Suscribete Es gratis.!!!

Visitantes Online

Entradas populares

Buscar aquí

Más Valorados esta Semana

PeriodicosVenezuela.com.ve

Recomendado

En linea

Seo