Cargando...

¿Está Pdvsa cerca de caer en default?



Caer en default sería caótico para Venezuela. El embargo de los bienes en el exterior de la estatal Pdvsa, por el impago de sus deudas con China y Rusia, daría un duro golpe a la ya delicada economía nacional, que ve en la empresa petrolera el 96% de sus ingresos totales. Lo que se traduciría en la reducción de las importaciones dentro de un país que sufre la embestida de una fuerte escasez de alimentos y medicinas.

Por: Luis Mendoza

El riesgo de este escenario podría estar latente. Para el economista y experto petrolero José Toro Hardy, Venezuela “está cerca” de caer en un default tal como lo estuvo meses atrás.

En aquella oportunidad, el país tuvo que reprogramar los bonos que vencían en 2016 y 2017 hasta el 2020, incrementando exponencialmente los intereses de estos, recuerda el especialista. “También  tuvo  que dar en garantía el 50,1% de las acciones de Citgo, lo que puso a la nación en una situación gravísima porque esa compañía es el principal brazo negociador del petróleo venezolano, y hoy día estaría 100% negociado”.

Se refiere a que, a la fecha, el 50,1% de las acciones de la refinadora estadounidense están en los bonos que reprogramaron y el otro 49,99% ha sido puesto como garantía de la deuda que mantiene Pdvsa con la petrolera rusa Rosneft.

Lea también: ¿Default en puertas? Economistas analizan crisis de reservas internacionales

Toro Hardy señala que la compañía venezolana está cancelando su deuda a través de envío de petróleo. Pero, el problema es que la empresa criolla se ha retrasado bastante en los envíos de crudo y combustible en virtud del pago “petróleo por préstamos” que mantiene con Rusia y China, de acuerdo con documentos internos de la compañía revisados ​​por la agencia de noticias Reuters.

Los retrasos en el despacho del hidrocarburo a ambos países, aliados estratégicos del Gobierno de Nicolás Maduro, proporcionan una nueva visión de fallos operacionales de Pdvsa, cuyo impacto podría ser devastador para la ya decadente economía venezolana.

“Un default implicaría que todos los activos en el exterior de Venezuela podrían ser embargados. Y un país que se dedica a la venta de petróleo evidentemente  tiene  en activos muy importantes fuera de sus fronteras producto de esas operaciones”, resalta Toro Hardy.
La entrega tardía de estos barriles sugieren que Pdvsa tendrá dificultades este año para satisfacer un aumento previsto de los envíos a China y otros países, tal como se establece en un documento de estrategia general revisado por Reuters. Dicho documento indica que la estatal criolla tiene como objetivo impulsar las entregas de crudo a Pekín en un 55% este año, gracias a la reducción de las exportaciones a la India en un 15%.

En las buenas y… ¿en las malas?

Sin embargo, la ventaja para Venezuela está en la cercanía que tiene con los gobiernos de China y Rusia. Y es que, según los expertos, un embargo de bienes que venga de parte de estos países es una posibilidad muy remota gracias a que ambos son aliados muy cercanos al Gobierno de Maduro.

“Cuando hablamos de Pekín y Moscú, las relaciones entre las corporaciones y sus regímenes no son iguales a las que existen en el mundo occidental. Es decir, no solo tienen que pasar por el establishment político de cada país sino que tienen que pedir permiso y someterse de forma absoluta a lo que decida el Gobierno. Por lo que difícilmente una empresa de estas regiones puedan actuar contra un aliado político, geopolítico y económico como Caracas”, asegura el también experto petrolero Elía Habalian.
De hecho, esto coloca en un nivel “muy bajo” al riesgo de un eventual default, a juicio del economista Alejandro Grisanti.

Lea también: Emergencia Económica: La “ineficiente” medida política del Gobierno contra la crisis

“Hasta ahora, China ha sido muy flexible en darle períodos de gracias al Ejecutivo venezolano para que pague la deuda. Por consiguiente es muy difícil que logre activarse un default por esa vía. Lo mismo ocurriría con Rusia. Los dos países han sido muy flexibles en posponer los pagos que tenía que hacer Venezuela hacia ellos”, recalca.

Por ello, el verdadero riesgo para el país estaría en incurrir en una secesión de pagos en el mercado internacional donde están hipotecados el 50,1% de los bonos de Citgo.

“Si Venezuela llegase a hacerle una secesión de pago a los mercados y, además, de manera desordenada, los activos de Pdvsa, en donde están las deudas por pagar de Citgo, quedarían  sujetas a embargo de los tenedores de bonos”, expone. Grisanti
Alerta que eso sería “sumamente grave” debido a que no solo los tenedores de bonos estarían en la capacidad de embargar activos de la petrolera venezolana como las refinerías, sino que además ser verían comprometidos los flujos de divisas que entran al país, “y eso sería catastrófico”.

Citgo: ¿De EE.UU. a Rusia?

De acuerdo con el experto en macroeconomía Johny Zafra, Pdvsa aún puede negociar su deuda haciendo un canje del compromiso a vencer por una nueva.

Lea también: ¿Cuánto le tomará a Venezuela recuperarse de la crisis económica?

“Como Venezuela es un país monoexportador petrolero y Pdvsa es su empresa petrolera, los cambios de ciclo en el precio del petróleo van a favorecer a la estatal venezolana en ese sentido. Es decir, cualquier negociación que haga dicha compañía para renegociar su deuda con estas dos empresas china y rusa simplemente las puede renegociar en mira de los precios del crudo que se inicien en un nuevo ciclo del mercado, que puede darse de dos a tres años”, manifiesta.

Pero, en el caso de que no se pueda concretar esta concretar esta deuda, el país cuenta con una serie de activos que podría vender para saldar su responsabilidad, añade.

Es allí donde la estatal criolla podría perder sus acciones en la compañía estadounidense Citgo. “Esta empresa es uno de los activos que tiene Pdvsa que puede vender o cambiar para cancelar esa deuda externa por inversión, convirtiendo a estas compañías extranjeras en sus socias, transformando la deuda en capital”, recalca Zafra. Por consiguiente, agrega, Rusia sí podría adueñarse de Citgo como forma de pago.
Este canje ha mantenido las alertas encendidas en Estados Unidos. El préstamo solicitado por Venezuela la estatal rusa el pasado diciembre, en la que colocó como fianza su partición de 49,9% en la compañía estadounidense podría dejar a Citgo en manos de los rusos.

Hecho que han alertado tanto legisladores republicanos como demócratas en general, por el problema que generaría para la seguridad nacional estadounidense, en caso de que Moscú se haga con la compañía cuyas instalaciones están en suelo estadounidense.

Crisis en aumento

Con default o no, lo cierto es que ningún escenario parece ser bueno para el país. Entre octubre y noviembre Venezuela tendrá que pagar 3.434,6 millones de dólares, pero esto no significará que caerá en un default, destaca el economista y director de Capital Market Finance, Jesús Casique.

Puntualiza que lo que sí sucederá es un redireccionamiento de las divisas que van a ser para el pago de este compromiso externo “a costa de menos importaciones del sector público. Lo que provocará que la escasez continúe en el mercado”.

Fuente: http://www.caraotadigital.net
Entrada más reciente Entrada antigua Página Principal

Recomendamos:

Recibe las Noticias por Correo, Suscribete Es gratis.!!!

Visitantes Online

Entradas populares

Buscar aquí

Más Valorados esta Semana

PeriodicosVenezuela.com.ve

Recomendado

En linea

Seo